¿Y

si...?

TRISTE MELODÍA QUE AHORA SUENA

¿Y aún hoy por hoy me preguntas porqué me comporte así contigo?

No tienes ni idea los demonios que alimentabas cada día con tus caras de desconfianza, acusación y sentimientos que poco a poco iban apagando la llama que más tarde se volvió en ceniza, no te haces a la idea la rabia y la tristeza que cada día alimentabas, pero menos idea te haces de que a pesar de todo me enamoré de ti incondicionalmente, cuantas noches pasé llorando, sin saber en qué me equivoqué, en qué nos equivocamos y cuántas otras me quedé pensando en tu sonrisa perfecta, tus locuras, y tú forma estúpida de decirme pequeña, cuantas veces soñé con volver atrás​, al punto en el que hizo que se hundiera todo esto y rectificar mi error, nuestro error...

Yo cree la fama errónea que tengo y que siempre tuve, por despecho, por rabia, resentimiento, nunca te engañe, pero tampoco te dije la verdad, y mi verdad no era más que darte de la medicina que tanto ansiabas, o al menos eso me hacías creer, esas ansias tuyas de creer que quería a otros en mi cama, de que mi infidelidad era enorme, cariño, no se hicieron reales, se hicieron reales para ti y para quien yo quería que fuera así, tu entorno, el mio, el nuestro, para que? Para nada... Para perder una batalla que ya estaba más que derrotada, para darme cuenta que sigo encadenada a algo que nunca llegaría a crecer... Y es que éramos tan distintos... Tu tocabas en clave de sol y yo en clave de fa, y a pesar de nuestros intentos nunca conseguimos hacerlo sonar del todo bien... Triste melodía la que ahora suena cada vez que escucho tu nombre y recuerdo como acabó con un triste silencio...

 

Laura Navarro.

 

NO QUIERO UN AMOR ETERNO,...

Creo que nunca he sido tan sincera como ahora, pero me has creado dependencia a ti, me has hecho sentir que la vida puede ser maravillosa por muy mal que esté todo a nuestro alrededor y has hecho que no pueda dejar de pensarte.

 

Te lo he dicho antes, pero nunca desde tan dentro como ahora: Te quiero.

No te lo digo más a menudo porque me digo a mí misma que si no lo digo en voz alta, no es verdad y podré escoger que no me pase factura esto que tenemos algún día.

Sé que a tu manera me quieres, sé que te gusto y sé que una parte de ti quiere pasar cada día de tu vida a mi lado; lo sé por cómo te brillan los ojos cuando me miras, por cómo sonríes cuando estamos juntos, por ese pequeño instante que te permites imaginarte conmigo a tu lado para siempre. Pero tu manera de querer no es la misma que la mía, yo te quiero todas las horas del día y tú me quieres para el rato que no tengo que compartirte. Y no digo que no me haya valido tu querer hasta ahora, digo que ahora necesito saber si voy a seguir compartiéndote.

 

Me debo a mí misma ser sincera, me debo preguntarte todo y sobre todo, debo saber cuándo una retirada a tiempo con un recuerdo maravilloso es mejor, que luchar por lo que nunca será mío.

Si para tenerte tiene que ser de esta manera, no puedo. No puedo porque te quiero y sé que no es lo que merezco. Porque si sigo con esto me vas a destrozar los pocos cachos de corazón que aún tenía en pie, porque si sigo aquí para ti, sabiendo que tú no estás sólo para mí, no va a ver tiempo en el mundo que me cure de ti.

 

Sólo te pido la verdad, que seas sincero contigo y conmigo, que siempre te voy a deber el haberme levantado cuando más abajo estaba, que siempre te voy a deber las sonrisas de media tarde… Que siempre te voy a deber el haberte conocido.

 

No quiero un amor eterno, quiero uno sincero

 

Laura Navarro.

TODOS SOMOS DUEÑOS DE NUESTRO PROPIO DESTINO

Estoy segura que todos hicimos o tomamos alguna decisión, que aún, hoy, le damos vuelta preguntando..y si...? Y porque no hice..?

Las cosas suceden por algo y cuanto antes las asumamos antes archivaremos el aprendizaje que esta nos ha proporcionado. Nos cueste más o menos. Estemos seguros o inseguros. Esto es así.

Debemos tener en cuenta que si algun dia nos ponen a escoger entre el mundo y el amor: si escogemos el mundo, viviremos sin el amor, pero si escogemos el amor, con el conquistaremos el mundo.

 

Pero para ello debemos escoger bien, saber que realmente es lo que queremos, y no precipitarnos ante la toma de decisiones.

 

Laura Navarro.

MADURAR.

 

-¿Y si me enamoro de ti?-Dijo ella mirándolo en la cama desnudo después de su tango pasional
-Pues si te enamoras de mi, tendrás que comprender que no todo son pétalos de rosas y que mi libertad vale más que cualquier jaula de oro..

 

-¿Jaula de oro? Es triste que pienses que el amor es así... El amor no es enjaular a una persona, es sentir y vivir todo con una persona, entender que hoy estás aquí y mañana no lo sabes, pero que a pesar de la distancia sigues sintiendo que nunca se fue, el amor es libre, como cuando coges una moto y sientes la suave brisa que enfría las mejillas, como cuando corres con los pelos al viento en un mar de deseo, hasta quedarte sin aliento, el amor es amistad con momentos de pasión y desenfreno y cuando sientas eso por alguien te darás cuenta que tus palabras no tienen sentido...
-Puede que tengas razón...; A lo que él la miró a los ojos, sintió eso que nunca había sentido, sonrió y comprendió que era la dueña de aquel vuelo eterno, finalmente la besó y junto con su tango peculiar entre sábanas y calor, comenzó eso que llaman amor...

 

Laura Navarro.

 

SHOW MUST GO ON...

-Sí, lo confieso: soy una zorra.

Me dije a mí misma esa noche, desnuda sobre el mismo colchón de siempre, apestando a alcohol y con necesidad de nicotina para despejar la mente, que se había acabado. Si una zorra es lo que soy, me dije, voy a ser la peor de ellas. Van a desearme de tal manera que sea hiriente para ellos. Van a desearme y a sentir el mayor dolor posible. Voy a ser la mejor zorra y la peor persona que hayan conocido en sus putas y monótonas vidas.

Y, ¿sabes?, eso hice. Me seguí vendiendo, pero ya no era tan fácil cazarme. Antes con una promesa de amor escrita en papel higiénico y un beso aséptico me bastaba. Después de lo sucedido, les torturaba. Les pedía imposibles, la Luna, arena del desierto del Sahara, bañarme en una piscina de Four Roses y todo lo que se te pueda ocurrir.

 

Y ellos, locos de atar, yonkis de mi cuerpo, se desvivían por conseguirlo. Todo por echarme un polvo. Todo porque les hiciera llegar al paraíso durante medio minuto. ¿Crees que vale la pena hacer todo lo que una puta caprichosa te pida si a cambio entras en éxtasis?

 

Launa Navarro.

RESURGIR.

Podemos tener un objetivo claro, una senda marcada, un recorrido; y aún así tropezar, caer, resbalar. Podemos encariñarnos con la piedra, acomodarnos en el suelo, dormirnos en la nube del estancamiento y no atrevernos a salir de nuestra zona de confort.

 

Podemos sentir que no sentimos nada. Que no nos quedan pasos por andar, cimas que escalar.

 

Podemos ver nuestro sueño a ras de nuestras pestañas y no atrevernos a cogerlo.

 

¿Y por qué? Supongo que a veces el agotamiento hace que vislumbremos nuestra realidad de una forma diferente, sin la nitidez que nos aporta seguridad, con más sombras que luces, con ruido y rasgaduras.

A veces no necesitamos otra cosa que tiempo. No para esperar a que llegue el momento, sino tiempo para pensar, para centrarnos, para sincerarnos con nosotros mismos y darnos la oportunidad de errar, de intentarlo, de poder volver a sentir ese cosquilleo, esa adrenalina que nos produce el hecho de perseguir nuestras metas, de superarnos.

 

No siempre es cuestión de forzar, no importa si te paras a respirar, la cuestión es no ahogarse.

 

Resurgir, renacer, sólo cuando tú sientas que es tu momento. Cuando te veas con fuerzas, con ganas, con amor y sentimiento para seguir haciendo lo que haces con corazón e ilusión. Por y para ti, alzar el vuelo hacia las estrellas.

 

Laura Navarro.

SUFRIENDO POR AMOR

¿Qué soy para ti?

 

Esto ya no se trata de lo que sentimos o quisiéramos  sentir, sino de lo que es… Ambos tenemos que aceptar que no podemos estar juntos de ninguna manera. No sé como podemos alejarnos tan rápido, días en los que somos uno y días en los que somos dos auténticos desconocidos, soy consciente de lo que hay que hacer, cuanto mas lo dejemos, mas doloroso será, al menos para mi.

 

Querido amor, querida puerta que nunca cerré, necesito desenredar esta separación, que los dos seamos sinceros por ambos y por cada uno. Si sigo por mi camino no es por falta de amor, si no porque no puedo ayudarte, lo intento, pero cada vez es más evidente que no es posible. Dime tan solo si yo soy una confusión mas para tu situación… A veces pienso que estoy estorbando… No se ni si tan siquiera quieres que este ahí, parece que la tranquilidad de cuando estamos juntos, no es suficiente y no puedo entenderlo. Alejarme es lo más sensato que podría hacer, pero entra al juego la parte de ir en contra de lo que uno quiere y siente, y aun así la realidad me está obligando a hacerlo. No puedo ir en contra de la corriente… ¿O sí?

 

Estos últimos días fueron un aliento, volví a respirar… Pero estar en contacto contigo de esta manera es raro, no entiendo tu forma de actuar, siento que me das señales cruzadas… O sencillamente soy yo la que no puedo ver las cosas tal y como son.

 

Tú mismo me decías te quiero en mi vida pero no sé cómo hacer… Buscas una amistad que siento que no puedo darte y te pregunto: ¿Te sientes bien estando así?  Es que se ve tan natural en ti. ¿No se te revuelven los sentimientos como a mí? Prefieres no soltarme y usarme a tu beneficio como una amiga.  Cuando me dices que me quieres, pienso que ya es en otro plano sentimental, que no hay amor en tu corazón por mí y dudo si alguna vez lo hubo o si fue real.

 

Siento que me viste y me ves como tu confidente, mientras tú para mí eres mi sueño, mi aire, mi todo. Y por eso, es tan fácil para ti decir que no me vaya, que me quede. Es fácil descifrar en qué lado de la balanza estás… Pueden ser especulaciones mías, pero se basan en hasta donde puedo comprender tus palabras… Esos son los cabos que no quiero dejar sueltos hoy. Quiero saber en realidad qué posiciones y acciones vamos a tomar a partir de ahora.

 

Creo que soy una ciega por mantenerte en mi corazón, por preferirte a medias para no perderte por completo, por pretender ser algo que no soy, una felicidad incompleta, de rato y momentos. Sólo para aplacar algo que se ve venir y es darnos ese adiós definitivo que tanto me aterra.

 

No sé qué otro camino tomar, no es lo que quisiera, no quiero estar lejos de ti, pero si sólo supiera cómo hacerlo. Son tantos sentimientos encontrados…

 

Sólo dime sinceramente: ¿Quién soy para ti?

 

Laura Navarro.

LA CHICA GATO

Without you...

 

Es noche cerrada y todo huele a hierbabuena.Es noche calmada y las estrellas suspiran. Es noche pausada, perezosa, lenta. 

Y yo estoy hablando con la soledad en mi tejado. Esta noche no tiene la forma de tu boca, como de costumbre. Hoy es sólo un susurro en el viento. Apenas la oigo; he pensado en pedirle a mi corazón que deje de palpitar, a ver si así consigo prestarle atención.

Pero siempre actúa conforme su voluntad.

 

Es noche limpia y el color del cielo se mezcla con el de mis palabras. Palabras que lo son todo para mí y nada para el mundo, ese mundo que me mira pero no me ve, que me oye pero que nunca me escucha.

Es noche quieta, apacible, dulce. Estoy aún en el tejado, pero la soledad se ha cansado de hablar conmigo. Dice que la aburro, que mis palabras azul tinta no son de su agrado. Se ha ido y me ha dejado, subida en el tejado, una chica pequeñita con complejo gatuno. Me imagino que mis pisadas son tan silenciosas como si almohadillas de felino tuviera en lugar de pies. Que mis andares son angulosos y mis uñas largas y afiladas.

 

La chica gato, me llaman. La habitante de los tejados, la merodeadora de las alturas, la amante de las titilantes estrellas. La misteriosa solitaria. Si luchara contra el mal, sería la mujer gato. Aunque creo que ella ya existe. De todas maneras, yo no lucho contra el mal. Prefiero pelear contra los mechones rebeldes de pelo que se te meten en la boca los días que hace viento, o contra que se te queden los pies fríos fríos a la hora de dormir.

Hablando de dormir, yo nunca lo hago.

 

¿Para qué malgastar el tiempo cerrando los ojos cuando hay tanto por ver? Ya dormiré cuando duerma.

 

Las chicas gato son escurridizas, y se frotan contra las piernas de los hombres que aman.

Apenas llevo unas horas subida al tejado, y parecen una vida. De esas que observo cuando estoy aquí arriba. Así que, creo que voy a irme a buscar otro lugar en el que hablar con las voces que me traiga el viento..

 

Las chicas gato son escurridizas, y se frotan contra las piernas de los hombres que aman.

 

Laura Navarro.

 

 

Todas nuestras secciones:

Contacto

Perfecta Mujer
Teléfono: 660646534

E-mail: contacto@perfectamujer.com

 

También puede ponerse en contacto con nosotros utilizando nuestro formulario de contacto.

Perfecta Mujer también en redes sociales

Facebook: @revistaperfectamujer

Instagram: @revista_perfectamujer

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
Todos los artículos son redactados por nuestras colaboradoras íntegramente.

Llamar

E-mail